Tratamiento de blanqueamiento dental

5/06/2018

Tener una sonrisa perfecta denota una buena salud bucodental. Unos dientes amarillos y con manchas puede suponer un motivo de pudor y puede acarrear ciertos complejos. Para corregir esto, uno de los tratamientos más recomendados es el blanqueamiento dental. Si quieres tener unos dientes blancos y brillantes, te contamos más sobre este tipo de tratamiento.

Luce unos dientes blancos y brillantes

Un blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico por el cual se modifica la tonalidad de los dientes, haciéndolos más claros. No se trata únicamente de un tratamiento estético. Será el profesional odontólogo el que analice la situación del paciente y le recomiende la mejor forma de realizar el tratamiento. Actualmente existen diferentes maneras de realizarse esta técnica, ya sea bien acudiendo a la clínica o desde casa. En cualquiera de los casos, la supervisión del especialista debe ser predominante.

El objetivo del blanqueamiento dental es eliminar las manchas externas provocadas por agentes externos como el tabaco o alimentos o bebidas como el café. Esto, acompañado de una mala higiene dental, provoca un deterioro del esmalte dental. El esmalte dental es poroso, y con el paso del tiempo estos compuestos orgánicos acaban penetrando y deteriorando la coloración de los dientes.

El tratamiento se realiza mediante unos agentes blanqueadores, tales como el peróxido de hidrógeno, que están presentes en el gel aplicador. Este gel actúa sobre los poros del esmalte, por donde el oxígeno ayuda a la descomposición de estos compuestos orgánicos.

Se coloca en una férula que se inserta en la arcada dental y mediante la aplicación de una luz LED, se acelera el proceso de blanqueamiento. A esto se le denomina blanqueamiento dental por fotoactivación. La duración de este tratamiento es de unas dos horas diarias a lo largo de al menos dos semanas.

Consejos y precauciones en el blanqueamiento dental

Llevar a cabo este tratamiento requiere tener en consideración una serie de precauciones que el odontólogo llevará a cabo. En la aplicación de este gel, el especialista deberá proteger la mucosa de la boca del peróxido de hidrógeno. Además, tanto el paciente como el odontólogo deberán contar con protección ocular mediante unas gafas.

Una vez finalizado el tratamiento, debemos tener en cuenta ciertos hábitos que están desaconsejados si queremos que nuestro blanqueamiento dental sea duradero. Deberemos evitar alimentos y bebidas que puedan provocar decoloración en los dientes. También deberíamos evitar fumar, ya que el blanqueamiento podría ser menos eficaz. Todo esto acompañado de una buena limpieza diaria y revisiones periódicas al odontólogo, hará que tu sonrisa permanezca impecable durante mucho tiempo.

Abrir chat
1
👨‍⚕️ ¡Hola! Si tienes cualquier duda, o bien deseas pedir cita, puedes escribirnos a nuestro chat de Whatsapp