¿Qué es la cirugía apical o apicectomía?

8/07/2024

Un procedimiento clave para la salud dental realizado por el endodoncista

La cirugía apical, también conocida como apicectomía, es un procedimiento dental especializado que se realiza para salvar un diente cuando la terapia de conducto radicular no ha sido suficiente para eliminar una infección. Este tratamiento puede parecer intimidante, pero entender su propósito y proceso puede ayudar a los pacientes a sentirse más cómodos y seguros. En este artículo, exploraremos qué es la cirugía apical, cuándo se necesita y cómo se realiza.

Para una visión más detallada y visual sobre la cirugía apical, te recomendamos ver el siguiente video de la endodoncista Dra. Beatriz Palma White:

¿Qué es la cirugía apical?

La cirugía apical es un procedimiento quirúrgico menor que implica la eliminación de la punta de la raíz de un diente (apex) y la limpieza del área infectada. Se realiza cuando una endodoncia (tratamiento de conducto) no logra eliminar toda la infección o cuando una reinfección ocurre en un diente previamente tratado. Este procedimiento es vital para prevenir la propagación de la infección y preservar la estructura dental.

¿Cuándo se necesita una cirugía apical?

La cirugía apical se recomienda en varias situaciones específicas:

1. Infección persistente: si una infección en el conducto radicular persiste después de un tratamiento de conducto.
2. Reinfección: si un diente que ha sido tratado anteriormente con endodoncia se reinfecta.
3. Fracturas o fisuras en la raíz: cuando hay fracturas o fisuras en la raíz del diente que no pueden ser reparadas con una endodoncia convencional.
4. Anatomía dental compleja: en casos donde la estructura de los conductos radiculares es complicada y no se puede limpiar completamente mediante una endodoncia normal.

¿Cómo se realiza la cirugía apical?

1. Preparación

El procedimiento comienza con la administración de anestesia local para asegurar que el paciente esté cómodo y no sienta dolor. Se pueden tomar radiografías para localizar con precisión el área de la infección.

2. Incisión y acceso

El cirujano realiza una pequeña incisión en la encía para acceder al hueso y la raíz del diente afectado. Se levanta el tejido gingival para exponer la zona.

3. Eliminación del tejido infeccioso

Se retira la punta de la raíz y cualquier tejido infectado circundante. Esto permite una limpieza a fondo del área.

4. Relleno y sellado

Después de limpiar el área, el extremo del conducto radicular se sella con un material especial, como la gutapercha, para evitar futuras infecciones.

5. Cierre

Finalmente, se reposiciona el tejido gingival y se sutura la incisión. Se pueden recetar antibióticos y analgésicos para prevenir infecciones y controlar el dolor postoperatorio.

 

Recuperación y cuidados postoperatorios

La recuperación de una cirugía apical suele ser rápida. Los pacientes pueden experimentar algo de hinchazón y molestias, que pueden manejarse con medicamentos recetados y compresas frías. Es crucial seguir las instrucciones del dentista para asegurar una recuperación adecuada y evitar complicaciones.

¿Buscas un especialista en cirugía apical o apicectomía en Madrid?

Abrir chat
1
👨‍⚕️ ¡Hola! Si tienes cualquier duda, o bien deseas pedir cita, puedes escribirnos a nuestro chat de Whatsapp