Muela picada, rota y podrida. Infecciones y tratamientos

29/12/2022

Si alguna vez ha sufrido de una muela picada, rota o podrida, sabrá lo dolorosas e incómodas que pueden ser estas condiciones. Además del dolor, también puede haber infecciones que requieran atención médica urgente. En este artículo, exploraremos las causas de estas condiciones, los síntomas y los tratamientos disponibles para aliviar el dolor y las infecciones.

¿Qué es una muela picada, rota y podrida?

Una muela picada es una caries dental que ha perforado el esmalte y ha llegado al tejido blando de la pulpa dental. Una muela rota es una muela que ha sufrido una fractura debido a una lesión o una enfermedad. Una muela podrida es una muela que ha sido dañada por una caries dental y se ha descompuesto, lo que puede provocar una infección.

¿Cuáles son las causas de las muelas picadas, rotas y podridas?

Las causas de las muelas picadas, rotas y podridas son variadas. Una de las principales causas es la falta de higiene bucal, que permite que las bacterias se acumulen en los dientes y provoquen caries. Otras causas incluyen una dieta alta en azúcar y carbohidratos, la falta de flúor en el agua potable, el rechinar de los dientes y la enfermedad de las encías.

¿Cuáles son los síntomas de una muela picada, rota y podrida?

Los síntomas de una muela picada incluyen dolor de dientes, sensibilidad al frío y al calor, manchas blancas o marrones en los dientes, y agujeros visibles en los dientes. Los síntomas de una muela rota incluyen dolor de dientes, sensibilidad al frío y al calor, y una fractura visible en el diente. Los síntomas de una muela podrida incluyen dolor de dientes intenso, inflamación de las encías, pus y mal aliento.

¿Cómo se tratan las muelas picadas, rotas y podridas?

El tratamiento de una muela picada dependerá de la gravedad de la caries. Si la caries es leve, el dentista puede limpiar el área afectada y sellar el diente con una obturación. Si la caries es más profunda, puede ser necesario realizar una endodoncia para eliminar la pulpa dental infectada. En los casos más graves, puede ser necesario extraer la muela.

El tratamiento de una muela rota dependerá del grado de la fractura. Si la fractura es leve, el dentista puede pulir el diente para suavizar la superficie. Si la fractura es más grave, puede ser necesario realizar una corona dental o incluso extraer la muela.

El tratamiento de una muela podrida dependerá de la gravedad de la infección. Si la infección es leve, el dentista puede limpiar el área afectada y recetar antibióticos para eliminar la infección. Si la infección es más grave, puede ser necesario realizar una endodoncia o extraer la muela.

¿Cómo prevenir las muelas picadas, rotas y podridas?

La mejor manera de prevenir las muelas picadas, rotas y podridas es mantener una buena higiene bucal. Esto significa cepillarse los dientes dos veces al día con un cepillo de dientes de cerdas suaves y usar hilo dental diariamente. Además, es importante limitar el consumo de alimentos y bebidas azucaradas y llevar una dieta equilibrada. También es importante visitar al dentista regularmente para realizar exámenes y limpiezas dentales.

Conclusión:

Las muelas picadas, rotas y podridas son condiciones dentales comunes que pueden ser dolorosas e incómodas. Si no se tratan adecuadamente, también pueden provocar infecciones graves. Para prevenir estas condiciones, es importante mantener una buena higiene bucal, llevar una dieta equilibrada y visitar al dentista regularmente.

Abrir chat
1
👨‍⚕️ ¡Hola! Si tienes cualquier duda, o bien deseas pedir cita, puedes escribirnos a nuestro chat de Whatsapp